24 de octubre de 2009

tan esencial como siempre... más necesario que nunca

Todo lo mal que me sentaron las escaleras mecánicas eternas desde las profundidades de la linea 6 hasta la superficie en Cuatro Caminos ayer me lo han aliviado hoy sus canciones. Me ha pintado una sonrisa de boba en la cara... y me ha recordado las ganas que tengo de comer unas sopas de tomate, o de ajo... tan esencial como siempre.

Un repertorio variado, unas cuantas de Saramago, y también de discos anteriores... yo personalmente eché de menos "Los caminos del amor" y "Evohé"... cómo novedad una versión de Jose Afonso que no le había escuchado nunca... y el cierre del concierto con el timple y a capella entre el público, con versos cabo-verdianos que puede que sean la letra de la canción que ha hecho para el nuevo disco de Cesarea Évora, que sale esta próxima semana.

Muy familiar mi historia con su música... y muy familiar él hoy en el centro Latinarte de Aluche, acompañado de su mujer Lourdes Guerra, y de su hijo "Pedrito", que con 14 años está empezando en esto de la música (... y parece que era ayer cuando embobado miraba a sus padres desde las primeras filas de sillas de aquel escenario móvil de El Torno)... más necesario que nunca.



En un par de semanas en Béjar y después en Salamanca...
... esta vez seré yo la que vaya con mis padres :)

2 comentarios:

Niuqech Madhatter dijo...

Una gran concierto, sí señor. Es un grande de la canción aunque muchos le quiten su derecho o siemplemente lo obvien.

6alilea dijo...

y siempre llenando sus conciertos de detallitos entrañables para quien le escucha... poesias y despedidas a lo Pastor, cómo me encanta.