28 de octubre de 2011

35 minutos

MATERIAL y MÉTODO:

Explicado ampliamente en el post "mi tiempo y los conciertos".

Se necesita una observadora en el lugar a celebrar el concierto, equipada con reloj (indistintamente de muñeca o colgante) u otro aparato electrónico que marque la hora (como por ejemplo el smartphone), sincronizado y puesto correctamente en hora GMT +1.

CASO 1.
Concierto anunciado en dos medios a las 22,30 hrs. y en otros dos a las 23 hrs. (*)
Comienza a las 23,10 hrs.
Retraso: 25 minutos.

CASO 2.
Concierto anunciado a las 20,30 hrs.
Comienza a las 21 hrs.
Retraso: 30 minutos.

CASO 3.
Concierto anunciado en un medio a las 21,30 hrs. y en dos a las 22,30 hrs. (*)
Comienza a las 23 hrs.
Retraso: 50 minutos.

CASO 4.
La observadora no acude al concierto.
No se recogen los datos.

CASO 5.
La observadora acude al concierto pero éste no se celebra.



(*) Cuando hay diferentes horarios anunciados se realizará la media aritmética entre todos ellos para computar el retraso con el que comienzan (no sin obviar que habrá quien se haya informado por el horario más temprano y tenga que invertir más minutos de su valioso tiempo en esperar a que empiece el concierto).

(horario anunciado nº1 + horario anunciado nº2 + horario anunciado nº 3 + ...) / nº de horarios anunciados = horario unificado con el que operar para calcular el restraso


CÁLCULOS:

retraso = horario real de comienzo del concierto - horario anunciado (o, en su caso, horario unificado)

media final = (caso 1 + caso 2 + caso 3) /nº de casos


RESULTADO:
35 minutos.


CONCLUSIONES:

a) queda demostrada la existencia de la "media hora de retraso de rigor" en este tipo de eventos.

b) cabe esperar que, en caso de haber tenido datos de los 5 casos, el tiempo total de espera hubiera rondado las dos horas y 55 minutos, retraso que se encuentra entre el intervalo estimado con anterioridad (vamos, que estaba en lo cierto).

c) la variabilidad de horario del evento según el medio consultado para informarse sería otro ítem digno de estudio para próximos casos.

2 comentarios:

Sibila dijo...

esto se merece calcular la variable que aporta el observador (por la impaciencia o las ganas o el disfrute de cervezas previas...) Esto es Heisenberg amiga!!! jajaja ;)
Es la media hora larga de todo buen concierto que se precie (aunque recuerdo uno de casi 2horas? en La Mala... estaban cenando en el chino ¬¬)

Besotes!!!

FranFernandez dijo...

ays, q mas quisiéramos algunos que empezar puntuales :( pero es que la gente... tu sabes... al menos en mi caso... besos !