8 de agosto de 2008

¿Quien me iba a decir...

... que el conductor del autobús que me lleva al trabajo sería él?



... sin los rizos y el uniforme verde no te reconocía.

1 comentario:

ilsa dijo...

Qué buen rato he pasado con la canción.

Quién me iba a decir...? Ojalá que las cosas fueran tan fáciles como en la canción, y que los finales siempre acabaran en besos.

Yo al final suelo ser de las que dicen: "una sopa de cebolla, por favor"